¿Qué hacer si el aire acondicionado del auto no calienta?

¿Qué hacer si el aire acondicionado del auto no calienta?

Cuando cae el invierno, es momento de pensar en el sistema de calefacción y aire acondicionado del auto. Estos son sistemas muy importantes para poder tener una buena conducción bajo condiciones climáticas extremas. Pero, ¿qué hacer si el aire acondicionado del auto no calienta?

En este artículo descubriremos los conocimientos básicos para detectar de manera preventiva cuando el aire acondicionado no funciona correctamente y cuál debe ser su mantenimiento adecuado. ¡No te lo pierdas!

Funcionamiento del aire acondicionado del auto

Los sistemas de calefacción del auto consisten en: un núcleo de calefacción, un ventilador, el sistema de refrigeración del automóvil y los controles de renovación de aire HVAC. 

A medida que el refrigerante caliente ingresa al núcleo del calentador; el ventilador del sistema, controlado por los controles HVAC, sopla ese calor hacia la cabina mientras que el refrigerante enfriado regresa al núcleo.

En temas de funcionamiento es un sistema simple. Sin embargo, pueden surgir una serie de problemas que hagan que no funcione correctamente.

El calentador de tu vehículo es, básicamente, una versión más pequeña del radiador del sistema de enfriamiento. Así, el refrigerante caliente del motor circula a través de un pequeño radiador, a menudo llamado núcleo del calentador

Hay un ventilador frente al núcleo del calentador para soplar aire frío del exterior sobre las aletas. A medida que este aire viaja sobre el núcleo del calentador, se calienta y se convierte en el aire caliente que sopla por las rejillas de ventilación del calentador, hasta llegar a las rejillas de la cabina. 

Al igual que el radiador del sistema de enfriamiento de tu motor, el núcleo del calentador también puede sufrir algunos problemas en su funcionamiento común

Si el núcleo del calentador se obstruye con óxido o lodo, ya no tendrá calor. Además, las fugas pueden hacer que la cabina se llene de vapor blanco. Si percibes el olor del refrigerante cuando el calentador está encendido, es probable que tenga una pequeña fuga en el núcleo del calentador. 

Este tipo de problemas ameritan una solución oportuna y rápida para evitar fallas mayores en los sistemas internos del auto. Lo ideal es contar con la asesoría de un experto.

Posibles fallas del sistema de calefacción

De vez en cuando, es necesario recargar el sistema de aire acondicionado para que vuelva a tener la máxima eficiencia; especialmente si tu principal problema es que el aire acondicionado no calienta o no calienta del todo. 

Por otro lado, si tienes un sistema de refrigeración antiguo, es posible que debas adaptarlo a uno moderno. A veces es necesario cambiar los sellos, las mangueras e incluso el compresor. El problema surge cuando los sellos y mangueras más antiguos no son compatibles con los nuevos aceites.

La corrosión también puede hacer que el núcleo del calentador (radiador secundario) tenga fugas. Esto se manifestará dejando vapor en el compartimiento de pasajeros y empañando las ventanas. 

Desafortunadamente, cambiar el núcleo del calentador no suele ser un trabajo fácil, ya que los mecánicos tienden a juntarlos en espacios bastante estrechos debajo del tablero.

Mantenimiento adecuado en 5 pasos

  1. Si no acostumbras a usar el sistema de aire acondicionado, al menos hazlo funcionar una vez a la semana durante unos 10 minutos; y en otoño, empieza a probar la calefacción. Esto mantendrá la presión del gas para que el compresor funcione correctamente. Cuando hagas esto, asegúrate de cambiar la velocidad del ventilador a la más alta en calor y luego prueba la más fría.
  2. Activar el modo de descongelación durante unos 5 a 10 minutos previene el moho y limpia el exceso de humedad, lo que puede generar olores desagradables en tu auto.
  3. Usa tu aire acondicionado en invierno. Además de calentar tu vehículo, una de las funciones principales del aire acondicionado es eliminar la humedad de la cabina. Funciona especialmente bien cuando necesitas eliminar la niebla del parabrisas para mejorar la visibilidad.
  4. Recarga tu sistema de aire acondicionado. Cada dos años, se actualiza el sistema de refrigeración con gas y lubricante. Es importante hacer este tipo de procesos de la mano de un experto en el tema. 

Conclusión  

Una fuga en el sistema de calefacción puede provocar la pérdida de refrigerante, por lo que es importante repararlo antes de volver a recargar. No obstante, es difícil saber si hay una fuga sin un equipo de prueba específico, así que lo mejor es dejarlo en manos de un profesional que pueda descubrir la gravedad de la falla y determinar, además, si es posible ser reparada a domicilio.

La detección temprana de fugas o daños en el sistema de aire acondicionado de tu vehículo puede ahorrarte tiempo y dinero, manteniendo a todos en el auto cómodos y libres de preocupaciones. 

Si quieres hacerle un chequeo al aire acondicionado o renovar el refrigerante del sistema, ¡No dudes en  contactarnos!  Nuestros expertos te darán la asesoría que necesitas para resolver todos los problemas de tu vehículo. 

Compartir

Cotiza tu próxima mantención de vehículo

Articulos relacionados

Si tienes dudas o no estás seguro del servicio que necesitas, inicia una conversación por WhatsApp con nosotros.
Estamos aquí para ayudarte.

Elige el servicio que buscas ayuda:

Gracias por tu mensaje. Nos pondremos en contacto contigo a la brevedad.
Si deseas que te contactemos,
completa el siguiente formulario.